Archivo mensual: diciembre 2009

¿Justicia o injusticia?


Laura Gómez Lausín, Barcelona

[http://www.tv3.cat/videos/194984792]

Pepe Garriga, corresponsal de la sección de internacional en TV3 (Televisión pública de Cataluña) es licenciado en Historia Latinoamericana y Estudios Internacionales por la Millersville Unniversity of Pennsylvannia. Además, tiene un master en Periodismo en la Universidad de Barcelona. Estuvo cuatro años en Rabat y tres en Jerusalén como corresponsal freelance de TV3. Actualmente, es redactor a la sección de internacional de los informativos de la televisión de Cataluña. Está casado y a punto de ser padre primerizo.

La imparcialidad: escribir o no un prefijo

Antes de emprender un nuevo propósito ya sea empezar clases de cocina, hacer yoga, dieta o dejar de fumar, solemos querer conocer la situación a fondo para sentir que la controlamos y que finalmente podremos lograr nuestro nuevo objetivo. Normalmente, corremos a comprar cientos de libros que nos cuenten experiencias de otros, modus operandi o curiosidades.

Cuándo ya creemos que dominamos el tema decidimos enfrentarnos a la realidad. ¿Y qué ocurre? Que la realidad choca contra nuestra idílica concepción del mundo y sólo nos queda adaptarnos, evolucionar o morir.

 Esto mismo le ocurrió a Pepe Garriga, corresponsal internacional de TV3, cuándo quiso tratar el conflicto entre israelinos y palestinos. Antes de viajar se paso todo un verano documentándose sobre el tema para cumplir estrictamente una función informativa y poder ser imparcial ante la audiencia catalana. Lo cierto es, que al llegar y conversar con sus homólogos se dio cuenta de que no quería ser como ellos. ¡Eran todos pro palestinos!, desde su foráneo punto de vista.

 Pero después, paso tres años en ese país. Presenciando conflictos territoriales, cubriendo guerras y viviendo la discriminación religiosa en las carnes de los nativos. Y es cuándo Garriga piensa “uno no puede ser imparcial cuando la situación no lo es”. Un periodista debe cumplir su papel de denuncia de las injusticias y mostrar la realidad tal y como ocurre. Pero no podemos olvidar que los periodistas son personas y que, a las personas, cuándo estamos en situación, las emociones y los acontecimientos que nos envuelven nos afectan.