Archivo mensual: agosto 2011

La boda de mi mejor amiga


  • Valoración: Tremendamente aburrida
  • Consejo: No pagar por ver
  • Temática: Monótona hasta decir basta
  • Duración: Interminable (120 min)
  • Director: Paul Faig

 

 

 

No es por el presupuesto modesto (22 millones de euros), porque tenemos buenísimas demostraciones contemporáneas que demuestran que el dinero no es un impedimento para hacer buen cine. Tampoco por las actrices que en otras películas han demostrado tener un talento aceptable como Rose Byrne en Insidious, y sin contar el característico papel de Melissa McCarthy que sin duda es la mejor sorpresa del film.

Melissa McCarthy

 El papel de McCarthy es una novedad en las comedias románticas facilonas, que están realmente esteriotipadas con mujeres esbeltas, perfectamente maquilladas y conjuntadas que  son perfectas o no dejan de meter la pata. Con su papel de marimacho da un vuelco y protagoniza alguna de las secuencias de humor salvables del filme.

Me ha sorprendido leer en una crítica de Fotogramas que el papel de Kirsten Wigg es toda una novedad:

“… el personaje de  la gran Kirsten Wigg es mucho más rico y novedoso: un imán de desgracias y un manantial de gags que, oh sorpresa, no encaja en ningún arquetipo femenino de comedia previo.”

ERROR

A mi parecer es como si Bridget Jones, con unos quilos de menos, interpretara a la desastrosa mejor amiga de la novia (Wigg) fracasando con los hombres, metiendo la pata, lamentándose de si misma, volviendo a casa de su madre, montando un numerito en el avión borracha y un poco colocada…

Asimismo, como dicen otros críticos, esta es un película que reivindica que las mujeres también pueden hacer humor en Hollywood, valga decir que por supuesto, ya que no depende del sexo sino de la propia actriz. Es decir, argumento tonto para atraer la atención y rellenar.

Lo peor es que en cada comedia romántica  siempre aparece una mujer graciosa/ patética pero adorable con un notable sobrepeso que es objeto de las situaciones más embarazosas o de una actitud detestable… ¿Realmente es necesario llegar a este habitual y cansino recurso en cada película???

En fín, toda una decepción.

Escriban sus críticas 🙂