Archivo de la categoría: En profundidad

Ser o no ser periodista especializado


Laura Gómez Lausín, Barcelona

Hoy en día podemos encontrar información de todo tipo con solo apretar un clic, es por ello, que los periodistas actuales deben encontrar formas de hacerse imprescindibles para un medio de comunicación. Sólo pueden hacerlo si ofrecen un plus a lo que se puede encontrar desde las agencias de comunicación y desde internet.

Es en este punto, en el que la figura del periodista especializado toma una importancia notable para los futuros periodistas. Mireia Prats, ENG de TV3 y especialista en tráfico y religión, aconseja profundizar en un tema que nos guste realmente, porque sólo así lograremos implicarnos siempre con algo relacionado con esta temática. Si te planteas buscar que nicho no está indagado y vas a por él quizá no te lleve a buen puerto. Para ser un especialista debes estar al día de lo que surja sobre tu tema, dominar la jerga más básica para tratar con los especialistas y moverte en ese mundo para conocer a las ideales fuentes de información para cada artículo que debas elaborar.

Si ofreces ese plus personal a tu formación básica, tu medio sabrá que cuando haya una noticia de tal tipo serás tú quien la haga mejor. Con el paso del tiempo darás a conocer tus habilidades y gustos y así tu medio sabrá dónde colocarte. En consecuencia, trabajarás en algo que te gusta todavía más y lo harás mucho mejor. Por eso es importante que el tema que elijas sea verdaderamente gustoso pata ti.

En la otra cara de la moneda encontramos a Santiago Fondevila, veterano periodista de La Vanguardia, que ante la recesión económica que vienen sufriendo los medios desde hace ya varios años, considera que especializarse mucho no es adecuado para un periodista porque limita su versatilidad. Me explico. A los medios les interesa tener a un profesional que además de moldear puedan llevar un día a una rueda de prensa sobre el motor, que mañana esté entrevistando a una experta en jardinería y pasado hablando de las nuevas tecnologías. Y, además, en los soportes que el medio se haya propuesto abarcar, véase el papel, internet, la radio, la televisión o una retransmisión audiovisual por internet.

Así pues, está claro que nadie tiene la solución idónea, pero todo parece indicar que si conoces más sobre un tema tienes un plus añadido y si tienes la oportunidad de trabajar en él o de que tu medio confíe en ti para esos asuntos, perfecto, pero no debe ser una exigencia o una limitación en tu trabajo. Es decir, que cuando no puedas ocuparte de tu tema deberás hacer el resto lo mejor que sepas y puedas, sin limitarte ni imponer unas condiciones en tu medio porque debes tener en cuenta que tienes que ser versátil para continuar en la profesión.