Archivo de la etiqueta: Luna nueva

La saga Crepúsculo


Laura Gómez Lausín

A los amantes del género fantástico vampírico les habrá sorprendido La saga Crepúsculo notablemente puesto que no es fiel a ninguna creencia vampírica establecida en el mundo de la ficción. Es más, rompe con los estereotipos más exhaustivos pero también con el mayor, los vampiro pueden ver la luz del sol y además su piel brilla cuál diamante.

En definitiva, la película más taquillera dirigida por Catherine Hardwicke es un fenómeno teenager del siglo XII en toda regla, y los vampiros son un reclamo más que nunca disgusta en taquilla. Es más, nunca falla entre los adolescentes, tan angustiados por lo mundano y cotidiano que buscan y anhelan tanto a esos seres que les puedan evadir de la monotonía.

La figura de éste ser sobrenatural, criado en los años en los que los valores y la lealtad tenían sentido, es muy atractivo para las féminas de todas las generaciones, puesto que, las hace sentir com a unas damas a través de la pantalla, así como, conquistadas por un ser aparentemente fuera de su alcance. La elección de la actriz Kristen Stewart, que interpreta a una chica de los más común, es clave, ya que, es el prototipo con el que se pueden identificar numerosas jóvenes. Ahí está el punto de inflexión, eso es lo que convierte a ésta película en algo más cercano y real para el espectador.

Lo más interesante es cómo la directora capta la angustia del amor adolescente. Con ello logra transmitir la realidad de un amor inalcanzable, inexperto y lleno de preguntas sin resolver que tantos jóvenes comparten. Éste fenómeno tan propio de la revista Superpop es mucho más atractivo que resaltar la diferencia entre especies y la marginación social que se produce. Elementos que se convierten en esenciales para crear ese aura de misterio alrededor de los vampiros.

Un aura de misterio que provoca un distanciamiento, a modo de mitificación por parte de la joven, que se siente atraída por Eduard, personaje interpretado por Robert Pattinson. Ese cóctel de misterio y mito provocan un amor ingenuo, honesto y, sobre todo, abstracto. Que es incapaz de ser relacionado con un acto carnal. Un amor casto, tan sólo comparable con otro fenómeno americano como High School Musical, santo de devoción de numerosos progenitores.

Parece que al cine teen le gusta conservar los valores tradicionales. Y siguiendo a lo que manda la tradición se presenta la segunda película de La saga Crepúsculo: Luna nueva con un triángulo amoroso que lejos de crear un argumento sólido con buenas escenas de acción hollywoodiense permanece en stand by y continúa con declaraciones de amor melosas y con la trifulca entre los machos de la manada por la ingenua e indefensa hembra.

En realidad no aporta nada nuevo ésta segunda parte a la historia principal, tan solo un torso moldeado del hombre lobo que primero quita el hipo pero después pasa a ser parte del atrezzo durante todo el resto de la película. Sigue triunfando el amor eterno que se juran Eduard y Ella en el primer filme, un amor inseparable y loco como bien se demuestra, ya que, ella está dispuesta a hacer verdaderas locuras por verle aparecer.

Ese anhelo constante de la joven es lo que permite alargar la película y que sucedan acontecimientos colaterales que recreen una posible alternativa al vampiro, para luego terminar en una lucha de poder repleto de hormonas.

Es notable la inyección de presupuesto que ha procurado el éxito de la primera película, así como, la labor del director Chirs Weitz en ésta segunda entrega, ya que, el espectador puede disfrutar de una dirección más fluida. A pesar de ello, el peliculón tiene impregnado ese sentimentalismo de los libros de Stephenie Meyer. Cabe destacar, también, el asombroso trabajo de Alexandre Desplat con la partitura, así como, en la anterior película a Carter Burwell.

La falta de conocimientos sobre el género de terror vampírico de la autora del libro, Stephanie Meyer, es un fallo imperdonable para la película. Puesto que se dedica a sustraer la superficialidad del gancho que proporciona tener a un vampiro en un libro o film. A aquellos a quienes realmente les atraiga el género vampírico sufrirán un rechazo cuál Lestad frente a la luz en Entrevista con el vampiro.

Anuncios